Tecnología de virtualización innovadora

Sin software de virtualización extra

La supremacía de que disfruta la plataforma de virtualización KVM se debe explícitamente a la compilación como parte indivisible del sistema operativo del servidor host, con lo que la necesidad de capas de virtualización adicionales se reduce a cero. Esto significa que no se requiere un programa de software extra conectando la máquina anfitriona con las máquinas huésped acabadas de crear. Lo que también ayuda a eliminar el papel de punto único de fallo de la capa de virtualización. Esto se traduce en Servidores Privados Virtuales KVM más rápidos y más estables comparados con el resto de Servidores VPS.
Tecnología de virtualización innovadora

Aprovechar los recursos de una manera mejor

Uso efectivo de los recursos del servidor

En el caso común las máquinas guest requieren una capa adicional que establezcan la conexión entre ellas y la máquina anfitriona haciéndose cargo de la administración de los recursos. Lo que resulta en una disponibilidad de recursos demasiado reducida para las propias máquinas virtuales. Con los Servidores Privados Virtuales KVM, la capa adicional se elimina, teniendo en cuenta que el sistema de virtualización se compila dentro del sistema operacional del servidor anfitrión. De esta forma, el juego de recursos que el host ofrece pueden utilizarse por los VPS existentes. La disponibilidad de recursos garantiza la ventaja adicional necesario a fin de que sus páginas o aplicaciones web se distingan de la competencia.
Aprovechar los recursos de una manera mejor

Un control total en todo relacionado al sistema operativo

Plena libertad de subir el sistema operacional que desee

Una cosa que puede ser interpretada como limitación de los Servidores Privados Virtuales, frente a los servidores reservados, resulta ser el sistema operativo en sí – generalmente usted no puede instalar un SO si este no entra en el elenco de sistemas operativos permitidas por el proveedor. Contando con Servidor Privado Virtual KVM, en cambio, es posible – efectivamente instalar cada uno de los SOs que se conforme con los parámetros del servidor o la configuración de hardware del servidor maestro. Lo que es viable debido a la tecnología sin análogo de la virtualización KVM. KVM se incorpora directamente en el sistema operativo del servidor, permitiendo a las máquinas virtuales comunicarse directamente con el hardware, descartando la necesidad de facilitar más un nivel de comunicación, fácil de encontrar en varias soluciones de virtualización alternativas.
Un control total en todo relacionado al sistema operativo
  • Centro de Datos de EEUU
  • Centro de Datos de EEUU

    Steadfast, Chicago, IL